opi

Yo creo que en el fondo todo funciona así, por círculos. Desde lo planetario y lo orbital en adelante, cuando no puedo bajar algo a imágenes, siempre vuelvo al ejercicio de los círculos y las pelotas. Partiendo de la pureza de sus formas sin ángulos, uno puede aplicar esta metáfora simplona a casi cualquier problema encontrando una solución ad-hoc. Entonces, ayer sentados en un restaurante de Barrio Norte con Matías, conversando malbec de por medio, llegamos a ser dos bolitas de vidrio. Pero de las de esmeril, eh, porque si bien una política de glásnost es interesante, en una pareja es necesario mantener espacios quizás no oscuros aunque al menos opacos. Un oasis de biombo donde el individuo reposa del binomio, y junta ganas para seguir enamorándose del otro.

(Es que está bueno enamorarse del hombre, no de la pareja. El que se enamora de la pareja está condenado a vivir enamorado del amor, cambiando caras y cuerpos para llenar espacios, condenado a nunca ser feliz solo, a alimentarse de la aprobación externa para suplir autoestima y saltar de novio en novio esquivando baches depresivos.
El que se enamora del hombre aprecia la presencia del otro como un festejo, como un qué bueno que estás acá, que seguís acá. Compañía y no bastón, acorde versus unísono. Disfrutar del que lo miren y que mire, y yo miro y yo hago, y voy y vengo, pero vuelvo a vos, para dormir con vos, para encontrarnos de nuevo y seguir juntos, porque el hombre que rueda conmigo es el que me mira y me elige, y me prueba y gano.)

Ahí van las pelotas otra vez, las esferas que solucionan analogías idiotas. Dos bolas pegadas con La Gotita se quedan, pero unidas por un eje que mantiene la distancia van para adelante. Muy gráfico. De ahí abreva la pareja: porque es tanto más interesante un ente autárquico que un quiste, un pibe que un parásito, y que la persona que uno ama siga siendo persona y no marido es primordial. Especialmente en este mundo unigenérico donde encontrar equilibrio y armonía es tan complicado; para mí, putos bolita.

Comentarios

Tomatito dijo…
Deberías tener una columna semanal en La Nación. Esto está demasiado bien.
yukio dijo…
brillante..., lo que se dice brillante!
PAblo.- dijo…
ja, gracias che. Yo creí que el contenido iba a generar más comentarios que la forma, incluso debate.
LuChIaNo dijo…
Excelente.
Quizás no estoy tan de acuerdo con tomarse tan a la ligera el hecho de que ande miroseando por ahi -tampoco me va la idea de ser un celoso incurable- pero supongo que ayuda a transmitir la idea.
blog tester dijo…
Por Dior or Mr Steed? that´s the quetion!

I know that they`re very different blogs, wich one do you prefer?

Come on! this is a test
alejovaz dijo…
realmente ilustrativo el post. Pero, convengamos que no es sencillo no rodar juntos, pegados, y caer en un opi sin fondo...
PAblo.- dijo…
Sí, Luchiano,los límites son delgados y bastante elásticos, pero cuanto más cerca de ellos mejor, no?
Yo mismo soy celoso, de un modo algo extraño...
Sr Spammer Blogtester: Steed, sin lugar a dudas. Porque está lleno de amor. Son muy diferentes.
Interesante el opi sin fondo, la cagada con la analogía es que el que hace opi... gana!
Fideos y Fideos dijo…
Circuito circular, rotonda, circulación sanguínea, redondel, esfera,etc...
Pensemos de nuevo esto... y otra vez...
(recomiendo escuchar la canción de kevin johansen , el círculo de su primer disco "the nada")

Saludos desde el llano Quinito

Entradas más populares de este blog

El diario del día

Personajes II/ Dustin Luke

jueves