Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2017

Berlín

Cada vez que me voy de Berlín en lo único que pienso es en cómo arreglármelas para volver lo más pronto posible. Amo fuerte su arquitectura prolija y pensada, el humor de su gente, el deshumor de su gente. Su impaciencia que mueve, su paciencia que ordena. Mis amigos acá! Que son cada vez más y cada vez más queridos. La posibilidad de que cada deseo tenga un lugar específico para ser satisfecho todo el tiempo. Su accesibilidad a todos, socialista como pocos espacios en el mejor sentido. Su historia funesta y su historia heroica: siempre presentes. Su alemanidad noble, distante y exacta, fría pero tierna. Su multiculturalidad, diversidad y tolerancia. Sus protocolos. Su puntualidad. Sus contradicciones. Sus formas aparatas a cara de perro y falta de hipocresía. Su Berghain. Puedo con su frío intenso y oscuridad. Puedo con sus 9 meses de invierno. Puedo con su montón de reglas a acatar que hacen que no siempre puedas hacer lo que quieras. Fuera de mi hogar, y dentro de lo que conozco, …

ALDI

En el supermercado de bajo costo ALDI en Bonn, Alemania, la gente cuando llega a la caja CORRE para pasar los elementos por la cinta transportadora y pagar. Corre. Posta, el objetivo es no detener nunca el avance de la cinta que mantiene el ritmo de pago y permite que todos los que están en la cola puedan terminar rápido con el trámite. Los que vienen de a dos y esperaban charlando cuando llega el momento de pasar frente a la cajera, dejan de conversar a lo preparadoslistosYA, se dividen y en una especie de peripecia preensayada coordinan sus movimientos con los de ella y logran en menos de un minuto pasar una cantidad de ítems tremenda, embolsar, sacar la tarjeta, pagar y correrse del punto de recepción. 
Eficientización de lo cotidiano, respeto por el de atrás, foco en el bien colectivo a lo hormiga, y un poco de demencia social, claro está. Ya me toca. Tengo miedo de que se me caiga algo o de no poder mantener la performance. Me deportarán?