findesemana2


Todo parece venir signado desde hace un tiempo por el poco sueño. Es un issue a resolver, ya que siempre por una razón o por otra es mi tiempo de descanso el que pospongo indefinidamente, como si moneda de cambio se tratara. Tengo que hacer esto, que ocupa una hora y no estaba previsto… OK, corro todo y duermo una hora menos. Y así hasta la apoteosis, tanto que con corridas laborales de las duras y chequeos de online y armados hasta último momento, arranqué un super día de trabajo el martes por la mañana, y recién vislumbré un momento en el que iba a poder cerrar los ojos por más de tres horas seguidas… para el jueves a las tres de la tarde.
Y lo vislumbré de lejos el martes por la tarde, momento en el que supe que me tocaba viajar a España a pasar fin de año. Bah, que tenía que estar todo el viernes en Madrid, el resto fue deducción mía y la decisión de no tomar un vuelo de vuelta que me haga brindar en el aire, y las uvas con amigos me parecían más agradables como perspectiva.

Llegué entonces a Ezeiza el jueves a las tres de la tarde, directo desde la oficina, y desfallecí en el asiento apenas terminé mi cena adelantada.

Madrid, frío, me estaban esperando del canal directamente en la puerta de Barajas, y todo siguió su rumbo normalmente. Paré en la casa de Marcelo, el hermano de Mati quien se iba a pasar fin de año a Cádiz y me dejaba el depto, desayuné con el y Daniele (hijo), y de ahí a visitar un doblaje en el barrio de Salamanca para luego recalar en la productora que me entretuvo toda la tarde.

Para esa hora ya había hecho varios llamados a amigos españoles tratando de procurarme una nochevieja arriba, cuando en esos llamados colé uno a Barna, a Cristian y a Isma para checar no fuera a ser cosa que estuvieran en Madrid de casualidad y me los fuera a perder.

- PAblito? Desde Madrid? Qué haces allí?
- Hey, Cris, viaje relámpago, vuelvo el lunes a Buenos Aires…
- Tiempo de sobra entonces para venirte a Barcelona a Nochevieja, no?
- ¿?¿¿ No, puf, es que estoy trabajando hasta hoy , y además no…
- Que nada, nada. Hablamos en un rato.
-¿¿?¿?¿?

Media hora más tarde ya tenía un mail de Cris con los datos de mi pasaje en Spanair para salir a Barcelona a la mañana siguiente. “Es que no tiene sentido pasarla en Madrid, para nada”, me explicó con su lógica tranquila Cristian. “Y si no puedes, no puedes, pero el pasaje ya está emitido. Sin cambio ni devolución”. Así es Cristian, ya me extenderé un poco más sobre él y el Isma cuando llegue el momento. Todavía estoy a unas horas y varios kilómetros de ellos.

La noche en Madrid me agarró cerrando cosas por mail y teléfono hasta las once, y luego una recorrida de saludar gente que quería ver (El Koala, play boy empedernido todo corazón que me recibió en mi primera vista a Madrid casi sin conocerme, recuperándose de su operación de tabique en su penthouse de Gran Vía, y luego Pepe en el restaurante que abrió en Plaza de los Mostenses, Lay Down, un hallazgo: para comer acostado), unas copitas aquí y allá por Chueca, finalizando en el Why Not. Ese bar-sótano es una invitación constante a pasarla bien, abre de lunes a domingo y siempre está lleno de gente, pero sin exagerar. Música arriba algo cutre pero efectiva. Un poco para turistas si se quiere, pero en ese momento buscaba algo así, prototipo de bar cálido barra de madera y gente divirtiéndose, mirarme en el espejo con cerveza en la mano y pensar en nada, hablar con quien me hable y ya. Esa cosa de parroquiano de viaje, un poco remanida pero reconfortante.

Luego zafé de mí mismo y me quedé con la entrada del Cool en la mano, no tenía sentido ir a ninguna discoteca. Ya eran las 3 y media de la mañana y a las 8 tenía que salir para Barajas, y encarar la mejor disco gay de Madrid parecía tentador… pero fui niño juicioso en vez de golfillo por una vez y opté guardarme para la noche siguiente. Caminata pasando por Sol hasta la calle Atocha 38, pocas cuadras. Un par de putas dominicanas en la Calle Montera, una señora que me “Contagió una Sonrisa de Fin de Año” (sic) por cincuenta céntimos y un chalao que no tenía la menor idea de qué quería pero por las dudas preguntaba direcciones. Y yo, como si las supiera, tratando de ayudarlo. Qué bueno volver a un departamento calentito. Una cama, por fin, eran tres horas, pero eran tres-horas-de-una-cama.

Barajas, dormir una horita más en el preembarque y llegar a Barna, con esa vista de reputa madre que uno tiene cuando se acerca por avión. Para quienes no la conocen, Barcelona se extiende en un sitio geográfico privilegiado, delimitada por montes, ríos y mar; un cuadrado de civilización que se avista desde arriba sin secretos, y repite esa impresión al bajar. Una ciudad que se ofrece a quien la visita como quien se sabe lindo y no tiene problemas en seducir sacándose la ropa e invitándote a la cama de una. Y es así, una ciudad easy going en todo sentido, un poco puta, pero buena onda definitivamente. Me encanta Barcelona.

Ahí, esperándome en arribos, Cristian e Isma. Dos personajes de los que vale la pena encontrarse. Complementarios y paralelos, esa pareja fluye por la vida como en un tobogán de agua, surfean juntos a toda velocidad y se divierten , mientras las cosas se les van dando de tal modo que no hace falta detener el ritmo. Esa es la impresión en el tiempo que llevamos llevándonos. Con Isma comparto la cosa torbellino y las ganas de hacer todo junto a la vez, la energía; y en Cristian admiro la capacidad de ser analítico y activo a un tiempo. Hay algo protector y tierno en él, de un modo extraño por el ritmo, pero transmite paz y seguridad. En fin, son una pareja de chulazos que conocí hace poco vía amigo catalá en común pero parece que los tuviera conmigo desde hace tiempo.

Un paseíllo para retirar la comida que se iba a servir en la cena que esa noche del 31 ofrecían, y luego directo al depto en Diagonal Mar en el que viven. Una pasada ese departamento, la zona del Forum, toda recién construida es otro hallazgo. Una siestecita merecida, un paseo con Cris de reconcimento por los alrededores y a ponerse chulos que los invitados estaban por llegar. Unos últimos mails a Madrid y unas llamadas a Buenos Aires y estaba libre de trabajo hasta el lunes por la mañana. Una menos.

La cena, fría y liviana, gambas, tortilla, bocadillos, lembras (o algo así), pinchos y demases de lo más buenos. Somos trece personas en la mesa, y ninguno tiene intenciones de llenarse demasiado: lo mejor viene luego. Luego año nuevo, seguido desde el proyector que canta las doce en la puerta del Sol (no estuve yo allí ayer…?) una uva para cada campanada y a brindar atragantado de hollejos, que vamos, si todo el mundo lo hace por qué yo no voy a poder. Estoy seguro de que la próxima me va a salir mejor. A qué hora se sale? “Directamente al after, a las 7, uno nuevo en la calle Roselló que se llama After Six” Isma es un fiestero profesional y como tal tiene muy claro que un sábado de año nuevo no se puede salir temprano, ya que sale todo el mundo y el sistema colapsa. Así que ahí nos quedamos, botellas de cava catalá (excelente el brut Freixenet) y otros condimentos como para seguir amenamente charlando hasta las seis y media, hora de salir.

After Six, qué groso. Las siete y media de la mañana, aún de noche, no puedo creer la cantidad de gente que se acumula en la puerta para entrar. Hordas y hordas de pibes esperando a esa hora como si fuera la una y la noche no hubiera empezado todavía. Por suerte Alex (uno de los comensales de la cena) es el encargado y nos hace pasar de una. Pufff, cuando quiero darme cuenta es una alfombra humana de 1200 tipos sin remera saltando. Y otro trago, y unos italianos buena onda, y más amigos de Isma que se acercan y toda la gente es buena y baila, y qué lindo que es todo, y me encantaría que Mati estuviese ahí. Y de golpe, vamos que se termina, pero las doce y media del mediodía que son tienen más cara de madrugada que de otra cosa. A buscar la valija al depto que a las 16 saldría el vuelo a Madrid, aunque el que va a Buenos Aires desde allí recién a las 23 despegaría y me dejaba un espacio entremedio…

Isma: - PAblito, que primero tienes que conocer el Merci!!!

El Merci, antro mitológico de las afueras de Barcelona, Vila de Cans.
Y yo como soy un easy going bárbaro me prendo en la propuesta, lo veo a Isma arengando y decido seguirlos. Julie Delpy meneando caderas a lo Linklater Antes del Atardecer en mi cabeza: “Baby, you’re gonna miss that plane”… que queda resonando con eco de campanadas y uvas, y pensamientos de colores que se cruzan amigables mientras llegamos a esta nueva disco, la última, la que me habían mencionado que recién cierra el domingo a las 10 de la noche… y todo lo anterior a este momento es como un segundo, estoy ahí y está buenísimo. (Mati, quiero que estés ahí) Dos de la tarde del domingo, y una disco ahora repleta con más de 3000 personas según uno de los dueños -Ángelo, otro de los comensales de la cena- y que se perciben como más, por el arengue, por la energía y por lo bien que lo seguía pasando. Nunca había visto algo así en ninguna parte.

Resumo en pocas líneas el último tramo. Perdí ese vuelo a Madrid, por decisión propia, y hasta que casi a las 7 de la tarde seguíamos bailando y nos dimos cuenta de que en dos horas debía estar en Barajas para abordar el otro. Y no había posibilidades de perderlo. Debía estar en Buenos Aires lunes por la mañana.

Y así fue. Un copadísimo amigo de los dueños del Merci (conseguido gentilmente por Isma y el efecto sinca) condujo el tramo hasta el aeropuerto, tomé un puente aéreo de último minuto y una hora y diez minutos más tarde abordé mi vuelo de vuelta transoceánico en el que pude, por fin, dormir diez horas de corrido. Ezeiza, ducha en casa de Mati (feliz año!) y a la oficina, donde estoy ahora, donde sigo escribiendo y donde me acabo de enterar… que este jueves vuelo de nuevo a las iberias. Mucho trabajo.

Feliz año para todos!

PD: Luego, algunas fotos.

Comentarios

Feliz Año!
qué buen relato! mientras lo leí me sentía ahí! Exitos
Andy W dijo…
muy lindo relato, me mató la desc. de barna, totalmente de acuerdo!

lo mejor fue conocer a isma y cristian acá, lo cual le dio un toque de realismo al tour que pegar, no me sorprendió en nadaaaaaa!!!
Tomatito dijo…
Pablín:

Feliz año.

Feliz día de Reyes en Madrid.
Running dijo…
felizmente la pasaste mal.
pablo insisto, tu posts me deprimen, la pasas tan bien que me deprimo.
BESOOOO
LuChIaNo dijo…
Totalmente envidiable tu manera de empezar el 2006.
PAblo.- dijo…
Che Migue boludón, uno siempre hace hincapié en lo mejor, pero te juro que los primeros tres días sin parar ni para dormir una siesta porque no podía, no fueron nada agradables... Y tomar conciencia a las 7 de la tarde en medio del Merci de que tenía que estar en dos horas a varios cientos de kilometros, arregladito, subiendo a un avión, sin tener un pasaje intermedio ni taxis, ni nada cerca, ni una persona en condiciones de manejar hasta el aeropuerto... fue algo un poco heavy. pero sí, el resto estuvo súper bien.
Abrazo y saludo para todos.
Tin dijo…
La verdad, me cansé!...demasiada actividad ajajaja... Te felicito. Feliz año y como sabemos que la empezaste punchi no hace falta decir mas nada.
Suerte en tus vuelos, quien pudiera seguirte el ritmo.

SAlu2..Tin
PaTo dijo…
sos grosso!!! porque no ibas alla mientras yo estaba??? que lastima!!! Me puedo ir con vos este finde???
PAblo.- dijo…
Venite Pato, salgo el viernes al final!! Y hacemos la de ir al Cool el sábado en Madrid que me quedó colgada, no?
Mr. John Steed dijo…
Isma y Cristian eran los que estaban en tu cumple?
Por lo que leo la pasaste bomba MAL. Todo tu recorrido, irse allá a bienvenir el año, tus paseos, perder el vuelo a drede para seguir bailando, redá.

Saludísimos,

Yon.
PAblo.- dijo…
Sí, Johnny, la verdad que fue una bomba que se fue improvisando, y todo gracias a estos dos flacos, que efectivamente eran los que estuvieron en mi fiesta. Si no hubiera sido por ellos, probablemente hubiese terminado en Sol en Madrid con la gilada y las uvas... veremos qué me depara el destino este fin de semana que viene. Vuelo el viernes al final, creo vuelvo en martes o miércoles.
Igual, eso de dejar el vuelo intermedio por copado, no lo hago NUNCA más. Si perdía el de vuelta a Bs As estaba MUERTO.
Matías dijo…
JEJE
JEJE

PUSHING THE ENVELOPE MY DEAR...

YA SABES: ACCION-REACCION, EN TODO

UN ABRAZO LARGO Y FUERTE AMOR MIO

MATI
art vandelay dijo…
mati tu foto del verano es re top.
Andy W dijo…
si yo me pierdo ese vuelo me agarra un ATAQUE. MAL!

Entradas más populares de este blog

jueves

Buenos Aires en enero

axioma