Verdadoverratedddd

A medida que pasa el tiempo me voy dando cada vez más cuenta en carne propia, de que la Verdad como valor social está sobrevalorada. Y no sólo creo esto sea resultado de la ecuación inefable"el tiempo pasa, nos vamos poniendo cínicos"... No sé, supongo que un concepto tan jodido de definir como ese, en el que miles de escuelas filosóficas no han podido acordar y que otras tantas religiones adoran mirando a puntos diametralmente opuestos, no puede invocarse como cénit absoluto, redención y panacea de las relaciones humanas.

Hay verdades y verdades, y en nombre de la Verdad con mayúscula se sigue haciendo mierda la gente entre sí, salvando sus propios intereses en desmedro de los ajenos... ¿alguien acaso escuchó alguna vez algo que hubiese querido escuchar, después del aviso/muletilla pro-verdad "Mirá, te voy a ser franco"?¿Y nunca fueron traicionados por el depositario de un secreto de los jevis, que en flagrante delito tras la brutuspuñalada les esputa un "che, disculpá, es que me preguntaron y no pude evitar decir la verdad."??? Esto me rompe soberanamente las pelotas.

No es mi intención tampoco generar un nuevo concepto personal de Verdad, me chupa un huevo y la mitad del otro si lo que pienso cuaja en el relativismo, la verdad revelada, la verdad última o la Vera Veritas Veritatis. Esto que estoy tratando de ajustar y encender para que me lleve a algún lado tiene más que ver con el rescate de la ilusión y la fantasía frente al concepto prepotente de Verdad; esa puta Verdad que con aura prístina entra en escena cadera meneante haciendo ruido con los tacos, sonríe cínica y sumerge en el fondo de un balde de alquitrán caliente a los dos conceptos anteriores poniéndolos a un mismo nivel, rebautizándolos como "Mentira" en su simplismo, o convirtiéndolos en un eufemismo tramposo, una mueca agria de lo que podrían ser para otros.

A ver. Es válida para mí la infancia florida de Familia Ingalls que tuve. La pasé bomba, con un núcleo nido de gorrión que solucionaba debacles económicas y enfermedades putas a fuerza del chuchichuchi igual estamos todos juntitos y nos queremos ñañañaña, y nos vamos a querer siempre. Y eso fue válido, aunque mi viejo años más tarde haya estrangulado el corazón de mi vieja a mano limpia enamorándose de su mejor amiga, por ejemplo. Y aunque yo hoy revisite la historia y descubra otras cosas que no eran tan como yo las veía... que finalmente no hayan resultado Verdad, no implica que no hayan sido muy válidas para mi pasado, y muy útiles para mi presente.

Mis quilombos internos frente a las primeras experiencias con tipos me las banqué estoico, asegurándome transpirado en voz baja cachetes rojos frente al espejo del baño del Cine Boxx que era solamente una fase pasajera, de autobúsqueda y que yo seguía siendo tan hetero como siempre; que me iba a casar con mi novia y mudarme a Barcelona, y poblar el mundo de pequeños ingerchitos tan machotes como yo. Así fue que llegué a forjar una autoestima de mil doscientos garches que sirvió de pimpollo para el flor de puto feliz que terminé resultando.

Fue alucinante mi primer noviazgo con un flaco, y mi seguridad de que él se iba de vacaciones a Ibiza sólo para descansar y tomar aire; hecho que encerraba tanta verdad en sí como creer en que Papanuel aparecía a dejar los regalos solamente cuando no lo veía nadie. Y hoy por hoy me encanta saber que, a decir de Mato, soy el mejor garchador de todos siempre y mi pito está más bueno que el de Billy Brandt y el de Dano Sulik juntos. Y no acepto otra verdad que esa, aunque claro está que no es el primero que me lo dice, ehrm.

Y no digo que no haya sospechado hace un par de meses cuando le diagnosticaron linfoma a Manuel -un conocido de 19 años que quería que lo dejaran salir del hospital para volver a jugar a la pelota- que el tema podía terminar mal... pero estuvo buenísimo que hasta que palmó el pibe siempre existió para mí la posibilidad de la curación posta. Y quizás no era Verdad, pero me permitía vivir mejor, y ser más apoyo real para él y su vieja.

El engaño por amor, el autoengaño por narcisismo, y la negación de la realidad por firme determinación generan escenarios paralelos e imprescindibles para la construcción de fortalezas.
Hay que hacer un esfuerzo, eso sí, por mantener cierto equilibrio y lograr que la película de cada uno tenga algunos puntos de anclaje en la Verdad Común de la que tanto se habla... pero siempre sabiendo que si uno se ata demasiado a ella probablemente termine convirtiéndose en un tipo muy triste e infeliz, o en un Actuario. Si en cambio se pierde el contacto por completo, quizás devenga en esquizo, autista, director de cine independiente, Leevon Kennedy o Marta Minujín.

El término medio es la única que me cierra, que me permite levantar buena altura con saltos de pulga, pero pisando fuerte el piso de tanto en tanto.

Comentarios

Tomatito dijo…
1) la gente cree y creerá siempre lo que quiere creer.

2) La verdad absoluta, suele ser horrible.

3) Aprendí que eso de que la verdad te hace libre es mentira. Eso funciona para anglosajones, escandinavos y gente de sangre fría. A nosotros no nos funciona. Hay verdades que uno se debe guardar, porque A) no ayudan en nada y B) pueden destruir la felicidad de los demás y la propia.

Soy de ahora en adelante socio fundador del club de cosas que uno se debe lleavar a la tumba.

4) Las mentiras piadosas, mentiras blancas, si nos ayudan a continuar viviendo, qué tienen de malo.

"Dígame la verdad doctor."

"Como no. Está podrido de cáncer, haga los arreglos le queda menos de una semana."

o

"Está fuerte como un roble. Lo último que se pierde es la esperanza."

5) ¿No era lindo cuando pensábamos que los reyes magos y Santa Claus eran de verdad?

¿Que fueron felices y comieron perdices?

¿Que al final del arco iris había una olla de oro?

Tienes razón, nen. Uno tiene que mantener uno de los dos pies en la tierra, pero a no perder la fantasía, ni el saber cuando usar una mentira piadosa.

Al carajo con "te voy a decir toda la verdad."

Abrazo
Fabro dijo…
Muy bueno el post, me encantó!
Coincido con tomatito en sus primeros y úlitmos puntos.
Ahora eso de que sos el mejor garchador me pone en segundo lugar, mejor que Dano Sulik? eso es mucho ;)
abrazo,
Anónimo dijo…
actualizaste!

La verdad a veces SI duele, y mucho. Y el autoengaño es lo peor.

"El tiempo pasa, nos vamos poniendo tecnos", by Luca Prodan.

ja, saludos.

muy bonito blog.
Charly dijo…
Me gusta cuando contás tus secretos de cómo ser un puto feliz y no morir en el intento!..
Creo que esta visión de la verdad es casi verdadera. Aunque creo que el autoengaño por narcisismo, y la negación de la realidad no es falta de verdad ni verdad relativa, son solo "herramientas" para construir fortalezas.

Buscando la etimología de la palabra verdad terminé en esto:

Verga: la verga (miembro viril)viene de "virga" (ramita o varilla), igual que la palabra vírgula (vara pequeña) y su diminutivo "vírgulilla".

Ahora entiendo porqué Matías te dice Ramón.

http://www.pitodeoro.com/
Andy W dijo…
ignorance is bliss

justo ayer vi una nena down de dos años, me puse triste y pensé lo que se iba a perder, pero me alegré y pensé que sus únicas frustraciones hasta que se muera pasarán por ámbitos felizmente ajenos a la mayoría de los problemas del mundo exterior.

un poco de auto.engaño tenés que tener siempre, el ejemplo de fe ciega en una novia es buenísimo, sino se es muy cínico, y eso me parece que es una de las cosas más horribles que se puede ser.
Anónimo dijo…
Verdades hay muchas.

Es verdad que estás gorda.
Es verdad que el que te lo digan te lastima.
Es verdad que el decirltelo no te agrega ni me agrega nada.

No es necesario DECIR SIEMPRE TODAS las verdades, hay que ser selectivo.

También hay que saber cómo decir las cosas. La verdad puede ser buena o mala, pero decirlas de una mala manera siempre es malo y esto es una gran verdad.

El autoengaño es muy dañino. Uno puede vivir dando una mentira por verdad, pero es TU VERDAD y la vivís como tal. Si sabés TU VERDAD y la negás, no dejás de conocerla y eso es lo que te destruye, porque no podés mantener tu mentira, dado que la verdad está ahí detrás, empujando para salir.

La verdad no es mala, lo que no tiene es remedio.
DesInd dijo…
Es que cuando Nietzsche dijo "Dios ha muerto" a la que mataba era también a la verdad. Y después vino Foucault y nos dijo: ¿ven? la verdad es una construcción de saberes y técnicas para dominar.

Ahora, cuando uno realmente asume (con el cuerpo) que la verdad no existe, por un lado siente un gran vacío, y después de eso viene una especie de sentimiento de sabiduría difícil de explicar.

La verdad tiene que ver con lo absoluto ¿no? y si no hubiera
tanto absoluto dando por el mundo no habría tantas guerras, y si no hubiera tantas guerras no habría tanto hambre... Me parece que cuando dejemos de pensar en términos de verdades vamos a ser más felices.
Running dijo…
por fin entiendes una de mis filosofías de vida.
la verdad, siempre a medias, para no terminar destrozado ni terminar destrozando a todo el mundo, o por último, destrozar o destrozarte de la manera más leve.
salsaludos
Thiago dijo…
Yo no podría decirlo con seguridad, no quiero entrar en corrientes filosóficas pero me mentí lo suficiente para aprender a confesar aquello que sentía como una verdad insoportable. Al menos a aquellos que deberían saberlo.
Selden Rose dijo…
bueno el artículo, muchos puntos en común encontre. pero te debo decir que esta parte me llamo mucho la atención:

"yo seguía siendo tan hetero como siempre; que me iba a casar con mi novia y mudarme a Barcelona, y poblar el mundo de pequeños ingerchitos tan machotes como yo."

eso de formar la familia y toda esa bola y el dilema que se te presenta cuando todavia no tenes en claro muy bien el tema de la sexualidad es algo que me llama mucho la atención, aunque no es mi caso por que yo llevo un gen de solteria de por vida que me heredo mi madre (cada generación de la familia de mi vieja tiene un soltero/a y no son precisamente homosexuales/lesbianas), es algo tan gay que la mayoria de nosotros han tenido que debatirse y otros como yo soportado en sus relaciones sentimentales (planteos). definitivamente esta entre los 5 problemas top de los gays.

felicitaciones, muy bien logrado.

saludos,

selden rose
[nefasto]
J: dijo…
Quizá sea muy filosófico, pero ¿qué si la verdad absoluta sí existe, el problema es que es interpretable? Es decir, que cada de uno la ve de manera distinta, basado en nuestras experiencias, nuestro pasado, el (poco) entendimiento que tengamos de ella, o la (poca) comprensión que tengamos de ella, pero sigue siendo una sola verdad. Como cuando leemos un libro o vemos una pintura pero cada quien le encuentra un sabor distinto. ¿Qué si es demasiado complicada y nuestros endebles cerebros no la pueden soportar así que recurrimos a la formación de nuestras propias intepretaciones o fantasías de verdad? Y ¿qué no es eso lo que quizá se hace en el arte (incluyendo el cine): presentar una faceta más, una interpretación más, un color más, una cara más de esa verdad que todos tratamos de entender, pero que nadie comprende totalmente? Y ¿qué el artista acaso no es el que nos sorprende con una nueva visión de esta verdad, que nos abre el entendimiento, que expande nuestro horizonte? Quizá todos proponemos parte de lo que vemos, parte de lo que percibimos todos de una misma verdad absoluta. Y que quizá las guerras son producto de querer imponer mi interpretación sobre la del otro, en lugar de buscar la verdad que se muestra, de manera distinta, en la interpetación del otro. Bahh... quizá sólo es el exceso de spaghetti y vino a media noche en mi estómago los que me están haciendo delirar. Saludos.
Tin dijo…
¿que es la Verdad?...¿como la podemos medir, pesar, sentir, saber?

La Verdad no es nada mas ni nada menos que aquello que queremos que sea verdadero. Y con esto no hago un elogio de la psicosis ni de la esquizofrenia--

Digo, es como pretender saber TODO lo que pasa..nadie puede estar en todo ni saberlo todo...

Saber Todo seria la Verdad.. asi que me quedo cn mi pequ oasis de ignorancia selectiva que me da mejores frutos..

Salu2..Tin
Dieguistico! dijo…
Podemos expresar opiniones, preferencias, deseos... pero "la verdad".... Coincido en que probablemente no haya tal cosa como "la verdad" con mayúsculas, imponente, revelada...

Lo único que tenemos son puntos de vistas, subjetivos, arbitrarios, antojadizos... Lo mejor que podemos hacer es respetarlos en la medida de lo posible (tampoco vamos a pecar de hipocresía, absteniéndonos de señalar lo que nos desagrada para no resultar hirientes).

Creo que tal cosa como la "verdad" no existe. Es un mito, una fantasía que nos han legado Sócrates, Platón y sus seguidores, y que ha sido más fuente de intolerancia y de problemas que de otra cosa...

No quiero pecar de relativista... Uno puede tener sus preferencias y defenderlas apasionadamente... Pero en el fondo uno puede tratar de convencer al otro mostrando razones, consecuencias, argumentos... pero jamás sostener que tal o cual cosa es la "verdad"...
Pappolino dijo…
La verdad casi siempre es cruel.

Digamos, casi siempre la realidad, la verdad, está lejos de ser placentera.

Lo bello, agradable, "lindo", es excepcional, por lo tanto la verdad suele ser no grata, aunque a veces necesaria.

Personalmente prefiero pequeñas verdades crueles dosificadas y no una gran verdad que te vomita todo junto de golpe, y tira al piso muchas mentirillas acumuladas.
promqueen dijo…
Yo necesito siempre la verdad. Cueste lo que cueste y duela lo que duela.
Dardo dijo…
Y obvio, boludo, si es más fácil mentirse a uno mismo que tomar el toro por los huevos...
Dardo dijo…
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo…
El toro por las astas... Si lo agarrás de los huevos seguro se enoja!
Dardo dijo…
That's the idea, anónimo!!!
PAblo.- dijo…
Exacto. Y que funcione para generar acción, no para escapar el bulto. LA cosa sería agarrar al toro por los huevos si hace falta hacerlo, y decirse "lo estoy tomado por las astas".

Entradas más populares de este blog

El diario del día

Personajes II/ Dustin Luke

jueves