El diario del día

Hola Argentina, nueva semana. Sin interés en hacer un análisis exhaustivo, enumero en voz alta algunas consideraciones aisladas que creo que debería atender cualquier persona que vea escuche o lea los comunicados de los medios de grupo Clarín en el día de hoy, sobre esta marcha de la CGT. En el día de hoy, eh! No estoy haciendo un juicio de valor permanente sobre el multimedio. (Ese me lo reservo para no abrir demasiados frentes y para no alimentar con ácido retórico ajeno la úlcera que tengo en el alma.)
1. La cantidad de colectivos estacionados cerca de Plaza de Mayo en una marcha no es motivo para quitarle legitimidad a la misma. Cuando uno vive en Capital, no necesita que nadie lo lleve a reclamar, y cuando uno vive lejos, sí. Si no, podríamos llegar a suponer que es más válido el reclamo en Plaza de Mayo de un porteño que de un bonaerense, y no creo que sea un mensaje positivo a apoyar.
2. Que el ministro Triaca diga que esta marcha tiene tufillo político, y eso sea puesto en las primeras planas... por favor, los invito a reflexionar sobre ese epíteto 0,000005 millonésimas de nanosegundos. Es sinónimo de "intereses políticos", pero suena peor. Y me parece que toda marcha tiene intereses políticos. Político no es sinónimo de caca. O por lo menos, no debemos dejar que nos inculquen eso. Por nuestro propio bien. Porque en tal caso dejaremos que de la política se ocupen otros, como hacemos con nuestra caca.
3. Veremos que los titulares frente a las imágenes que más se repiten son LOS GREMIOS GRANDES NO APOYAN LA MARCHA y nunca ninguno que refiera a la masividad de la misma.
4. A pesar de lo anterior, sí se hace referencia a la masividad en forma indirecta: es decir sólo para recalcar el caos vehicular que se produce y el daño que este causa. CAOS EN EL TRÁNSITO Y HORAS DE ESPERA Pero... no era que como eran pocos porque los gremios principales... ? ah, no, ok.
5. A estas horas aún no han comunicado disturbios, pero apostaría a que apenas pase algo -y seguramente pasará-, será el titular de la tarde, y el resumen deseado.
Termino esta breve alocución informando que tampoco hago un juicio de valor sobre la marcha en sí.
Moyano me parece una persona nefasta, que contribuye con su lobby mafioso a que no se desarrollen medios alternativos de transporte de mercaderías (como el tren, por ejemplo) para mantener el control de las rutas para su ejército de camioneros.
Y tampoco me copa que me corten la ciudad, mi ciudad, restringiéndome el paso.
Pero... no puedo dejar de hacer estos comentarios -obvios- en forma pública ya que, si no los hago, siento que contribuyo a normalizar el modo en que se nos hace tragar la píldora diaria que nos forma, deforma, condiciona y programa.
Muchas gracias,

Comentarios

Entradas más populares de este blog

jueves

Buenos Aires en enero

axioma