You say tomato (o Please don't mind the gap)

Recién observando cómo Lombardi y la nueva directora del CCK justificaban el despido automático (o simple no renovación sin contacto con la asamblea del grueso de los empleados que se encontraban por contrato) del reciente Centro Cultural emblema, pensaba en su alegato justificatorio que ya oí en otros casos calientes que este joven gobierno llevó adelante: una suerte de You say TO-MAH-TO I say TO-MAY-TO como forma de barnizar cualquier cosa con un lustre de pensamiento supuestamente democrático. 

En pos de un equilbrio inexacto, el mantener la Grieta abierta es ser funcional a un posible y nuevo vamos por todo, justificado semánticamente por un "para ELLOS es una cosa, para NOSOTROS otra". Y se acaba ahí en lo bajito de la pileta la búsqueda de consenso, alegando por decreto que todo lo que fue hecho, iniciado, o bancado por el anterior gobierno tenía intereses espurios, partidarios o propios de un sector con el que el electorado del 50 y poco que coronó al nuevo conductor no comulga. Ellos piensan una cosa, nosotros otra. Ya los oímos. Las voces suenan libres, pero la sartén tiene el mango apuntando para este lado.

El mecanismo suena simple pero funciona y avanza: cualquier acción impulsada por el establishment que banca el nuevo modelo, tendrá el aval de los multimedios, y la suma del aparato público. Y si bien eso no asegura la razón al menos garantiza el debate... que hoy por hoy, lamentablemente, implica lo primero.

La herencia de una cicatriz que no se cierra ni conviene soldar: alcanza con sumar a sus decisiones un "Los que no están de acuerdo son K" y listo.

La báscula recién construida, ante la mera mención de la otra orilla del río ideológico, se equilibra dejando un tufillo a "escuchamos a todos, pero hay que hacer cosas". En un punto es el polo opuesto al método del FPV que gritaba prepotente y arrogante "TENEMOS LA RAZON Y ES ASÍ". Un giro de 360 grados de modestia falsa que los lleva al mismo lugar de protocolo para hacer las cosas. No estoy hablando de objetivos acá, si bien se vislumbran y manifiestan distintos, se me hace pronto para analizarlos. Sólo de medios para llevarlos a cabo.

You say tomahto, I say tomayto. El tomate -el camino para hacer las cosas- es el mismo. Enterito y sin pelar, se vuelve a servir en una sola mesa.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

jueves

Buenos Aires en enero

axioma